Biodiversidad, naturaleza y fauna

Biodiversidad, naturaleza y animales

Vivimos en un mundo eminentemente vivo, y cuando hablamos de vida es importante dimensionar a ésta en todas sus formas y tamaños, es aquí donde entra el concepto de biodiversidad. La biodiversidad es pues, el conjunto de seres vivientes que en su totalidad conforman los organismos que habitan la tierra y que son capaces de mantener relaciones biológicas con su medio ambiente.

De igual importancia es tener en claro que la biodiversidad no hace referencia a las diferentes áreas geográficas existentes en el mundo y las diferentes especies que viven en estas áreas, por lo cual cuando hacemos referencia a este término estamos tratando con un concepto o idea. Para ser específicos sobre tal o cual ser viviente habita en determinado ecosistema contamos con los conceptos de flora y fauna.

La naturaleza determina según las características geográficas y por medio de los fenómenos naturales cual es la fauna de un ecosistema, la cual estará conformada por los animales que se han adaptado a través del tiempo para poder habitar dichas regiones geográficas, este conjunto de fauna y flora es lo que determina la biodiversidad de un área.

La primera vez que este término fue usado para designar a los diferentes organismos vivientes en la tierra fue en 1986 durante la realización de una conferencia en donde se trataron diferentes asuntos concernientes a la conservación de la vida. Y fue en el año 1994 que Naciones Unidas decidiera asignar el 22 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Biológica.

¿Por qué es importante la biodiversidad?

La importancia de la biodiversidad reside en su complejidad evolutiva e historia, se debe considerar que el ser humano como tal es un producto de esta evolución biológica por lo que la conservación y respeto a este ciclo vital es parte del compromiso humano para garantizar su supervivencia.

Todos los ecosistemas existentes en la tierra están compuestos por la biodiversidad que a cada uno estos lo conforman, y es bien sabido que cada uno de los organismos que conforman el ecosistema juega un papel importante para mantener el equilibrio de los procesos de la vida. Ya sea desde las plantas hasta los animales, pasando por bacterias y hongos, conforman un gran todo que se interrelaciona por medio de la biodiversidad.

La forma en que el proceso de biodiversidad se da es muy similar al de una cadena en la que cada eslabón es de suma importancia para mantener sujeto este lazo que interconecta a cada una de las especies. Al mismo tiempo es un proceso de perfeccionamiento y adaptación al medio ambiente que permite a las especies mejor preparadas perpetuarse ante los cambios ecológicos y naturales.

La naturaleza

La biodiversidad y la naturaleza están entrelazadas de una manera estrecha, cuando hablamos de naturaleza tenemos que tener presente que hacemos referencia a todos y cada uno de los fenómenos que tienen lugar en el mundo físico, por ende este concepto engloba todo el sentido de la palabra vida. Sin embargo es importante aclarar que no se incluye en este concepto a todos aquellos fenómenos u objetos en los cuales la intervención humana se ha llevado a cabo. Es por esta razón que bajo el concepto de naturaleza podemos encontrar la biodiversidad como resultado de procesos evolutivos durante grandes espacios de tiempo.

De la misma forma en la que la biodiversidad se encuentra entrelazada con la naturaleza así también esta ultima esta entrelazada con el fenómeno que conocemos como vida. Es gracias a los procesos de la naturaleza para perfeccionarse por medio de la evolución que la biodiversidad adquiere formas muy complejas que posteriormente pasan a ser parte de la flora y fauna de algún ecosistema en particular.

En la actualidad existen más de 1,666,576 especies registradas en la naturaleza pertenecientes a plantas, animales y hongos. Esta cifra nunca es definitiva pues cada vez se descubren mas especies en el mundo, revelando de esta forma que la biodiversidad en la naturaleza puede ser increíblemente rica.

La flora

La flora es una parte importante de la biodiversidad de la tierra y comprende a todas aquellas plantas que nacen, se reproducen y mueren sobre la tierra, en determinados ecosistemas. De este conjunto de plantas dependen todos los organismos como insectos, animales y el hombre mismo.

Según el ecosistema en el que se encuentre la flora suele ser muy particular, no se puede encontrar a la fecha un registro total de todas las posibles plantas que existen en la tierra. Aunque es importante hacer la distinción entre flora y vegetación;  ya que el conjunto de características que engloba  la naturaleza, tales como el clima y flora, determinan directamente a las características de las diferentes vegetaciones.

El hombre se ve beneficiado de la flora en muchas maneras, ya sea por sus hojas, frutos o semillas, las cuales utiliza como alimento, y de igual manera utiliza otro tipo de flora tales como árboles, caucho y corchos para lleva acabo la fabricación de diferentes construcciones y herramientas. Es entonces lógico y claro el papel que la flora juega en el desarrollo de la industria humana.

Cuando hablamos de flora hay que hacer tres grandes distinciones que nos ayudan a comprender mejor la extensión de su concepto. Primero encontramos a la flora nativa, la cual corresponde a todas las plantas cuyo origen es autóctono del ecosistema en el que se encuentren. Seguido a esto podemos encontrar la flora agrícola así como la flora de jardín que como se puede apreciar a rápido análisis es toda aquella flora que ha sido cultivada por el hombre con diferentes fines. Por último se tiene la categoría de flora arvense en la cual se englobaban todas aquellas plantas invasoras y plantas no deseables, las cuales se buscan erradicar debido a su comportamiento voraz que dificulta el crecimiento de otras plantas más beneficiosas al hombre.

Fauna

Comprendemos por fauna a la totalidad de especies de tipo animal que habitan y comparten una determinada región geográfica o hábitat, y de esta misma forma son resultado de un periodo geológico determinado. Las diferentes especies animales que habitan un ecosistema tienden a ser muy susceptibles a los cambios en este, una alteración significativa en la flora tiene como resultado un cambio directo sobre la fauna y viceversa.

Podemos encontrar dos grandes divisiones en la fauna, por un lado la fauna salvaje que está compuesta por todos aquellos animales que no han sido o al momento no pueden ser domesticados por el hombre. Y por el contrario tenemos a la fauna en proceso de domesticación, las cuales están actualmente siendo sometidas a procesos zootécnicos con el fin de disminuir o eliminar su comportamiento salvaje y de esta manera utilizarse en diversos propósitos con beneficio al hombre. Es importante subrayar a aquellos animales que ya han sido domesticados por el hombre, y que a pesar de que forman parte de la fauna no son considerados muchas veces en las características de naturaleza por ser el resultado de una intervención del ser humano.

La fauna es en extremo grande y variadas, pues podemos encontrar desde animales terrestres hasta acuáticos, sin olvidar a los animales voladores e insectos. Sumado a esto encontramos que cada tipo de animal guarda ciertas características en su comportamiento de vida, como herbívoros, carnívoros con comportamiento depredador, etc. Esta biodiversidad dentro de la fauna hace que exista un equilibrio controlado en los ecosistemas.

Como se ha enmarcado anteriormente, la fauna responde a ciertas características en las que interviene el medio geográfico, un claro ejemplo de esto es la diferencia de fauna por continentes. Por ejemplo, se pueden encontrar muchísimas diferencias entre la fauna del continente africano y el americano, esto debido a razones de clima, flora, disponibilidad de recursos, características del terreno, temperatura, entre muchos otros factores que llevan a las diferentes especies de animales a evolucionar para adaptarse a las características de su entorno.

¿Por qué son importantes la biodiversidad, la naturaleza y la fauna?

Cuando se conoce lo importancia que tienen todos estos conceptos en la vida del hombre se tiene una perspectiva más grande de lo fundamental que es preservar el medio ambiente y las relaciones que la biodiversidad juega con los ecosistemas. Mucha de la flora y fauna existente hoy en día se ha visto comprometida de alguna forma con el comportamiento depredador del hombre, haciendo susceptibles a las diferentes especies animales y vegetales a desaparecer, poniendo en riesgo a otras especies que dependen de aquellas que desaparecen, mermando de manera critica la biodiversidad.

Este problema de disminución de la biodiversidad resulta una amenaza a los ecosistemas como los conocemos, sin embargo hay que destacar que los procesos naturales son actos de auto corrección gracias a la evolución, por lo que los daños al medio ambiente generan a su vez otro tipo de biodiversidad. Las características de biodiversidad que toman los ecosistemas luego de que el hombre interviene, solamente convierten a dichos ecosistemas en lugares no sostenibles para la vida humana, es importante tener en claro este punto pues la amenaza que genera el hombre no es en su totalidad una amenaza a la naturaleza sino una amenaza a las características que hacen habitable la tierra para el hombre.