Compost doméstico. Cómo hacer el compostaje de la manera correcta

Compost doméstico. Cómo hacer el compostaje de la manera correcta
Loreto Romero
6 minutos

Hoy queremos centrar nuestra atención en el compostaje y en las buenas prácticas del compostaje doméstico. La eliminación adecuada de los residuos en el hogar también es esencial para el medio ambiente. Si empezamos a observar la cantidad de residuos de comida que tenemos en una simple cocina casera, podemos darnos cuenta inmediatamente de la cantidad de material precioso que tenemos. Material que, sin embargo, a menudo tiramos en los contenedores.

Crear un círculo de reciclaje y reutilización, a través del compostaje doméstico, sirve para acostumbrarnos a no desperdiciar. Pero sobre todo, sirve para superar el estilo de vida que la sociedad de consumo nos ha enseñado como el único posible, pero ¿cómo hacer el compostaje casero de bricolaje? ¿Cómo eliminar los residuos orgánicos sin tirarlos a la basura? ¿Cómo hacer compost casero? las preguntas que responderemos hoy son diferentes. Pero antes que nada tratemos de entender por qué esta práctica es importante.

La importancia del compost doméstico

La naturaleza, tomada como modelo de referencia, nos enseña que no se desperdicia ninguna fuente de energía. Cada recurso, de hecho, se convierte en una fuente de energía para otros seres vivos. Y este es precisamente el concepto que deja claro lo importante que es hacer compostaje, y lo importante que es que lo doméstico se haga de la manera correcta.

Si observamos lo que sucede en cualquier entorno natural, nos damos cuenta de que lo que muere se convierte en una fuente de vida para otro ser vivo. Un animal, por ejemplo, o una hoja, es transformado por bacterias y reutilizado una vez finalizado su ciclo de vida. Esto crea un ecosistema que es autoconservador, donde cada parte está conectada con el todo. Por lo tanto, aprender a recuperar los residuos de alimentos, a través del compostaje doméstico, puede ser un buen comienzo para superar esta contradicción.

El compost, de hecho, es la respuesta perfecta a la pregunta: ¿cómo eliminar los residuos de alimentos para evitar más residuos?

Cómo hacer compostaje casero

Para poder preparar nuestro compost doméstico de la mejor manera posible, hay que tener en cuenta una serie de medidas muy importantes. Seguir estas sugerencias nos dará un resultado muy satisfactorio, veamos cuáles son.

¿Qué podemos poner en nuestro compostador casero?

No todos los alimentos son adecuados para el compostaje de la manera correcta y para producir un excelente compost doméstico. Hay alimentos y otros desechos que son ideales para nuestro futuro compostador, y otros que lo son menos. Pero no toda la fruta puede ser utilizada para el compostaje. Por ejemplo, debemos evitar los cítricos, que se descomponen e impiden el cultivo natural y espontáneo de hongos. Los hongos también son esenciales para las hormigas. Y nosotros, en este caso, necesitamos estos aliados.

Pero veamos una lista detallada de qué residuos de alimentos (u otros), son adecuados o no para ser eliminados en nuestro compostador doméstico.

Qué usar:

  • Sobras de cocina, residuos de limpieza vegetal, peladuras...
  • Granos de café y té
  • Cáscaras de huevo
  • Desechos de jardín, tales como poda de madera, corte de césped, hojas secas, flores marchitas, tallos...
  • Materiales biodegradables, tales como papel, cartón, aserrín y astillas de madera no tratada

Qué usar con moderación

    • Pan seco
    • Sobras de comida de origen animal
    • Alimentos cocidos (en pequeñas cantidades, porque atraerían insectos y animales)
    • Hojas de plantas poco degradables (magnolia, lauroceraso, haya, castaño, agujas de pino), pero tendremos que mezclarlas cuidadosamente con otros materiales más degradables

Qué evitar en absoluto:

    • Cenizas de cigarrillo
    • Cítricos
    • Tejidos
    • Pinturas y otros productos químicos
    • Papel estucado (revistas)
    • Madera pintada
    • Plantas enfermas, por ejemplo, después de una infección viral o una enfermedad bacteriana, para evitar el riesgo de contaminación
    • Restos de plantas tratadas con insecticidas

Dónde hacer compost en casa

Se requiere un compostador para el compostaje doméstico. Si recogemos los residuos vegetales de la cocina y no sólo para descomponerlos, debemos poder disponer de un contenedor para almacenarlos, no debe ser de plástico y debe permitir una ventilación adecuada. La mejor opción, por lo tanto, es utilizar una caja hecha de plataformas de madera sin tratar. Atención, sin embargo, es necesario comprobar si ha sido tratado con pinturas tóxicas. Si tiene la marca de la Comunidad Europea (CE), no hay problemas.

Otra buena opción es crear una especie de tubo, un cilindro con una malla de alambre no demasiado ancha, que contenga nuestros residuos, pero que al mismo tiempo permita la ventilación.

Otra idea, muy práctica y económica, es el uso de cajas de madera, donde normalmente se almacenan las verduras. El mensaje que pasa es que los residuos no son feos y sucios, sino materiales preciosos, casi oro negro y realizan importantes funciones de nutrición de nuestro jardín. De esta manera nuestro compostador se convertirá en una oportunidad para un taller agradable y una tarde divertida para colorear y dibujar rostros sonrientes o flores estilizadas. Naturalmente con colores naturales.

Fermentación

La fermentación del compost doméstico tiene lugar en un ambiente aeróbico, es decir, en presencia de aire. Este es un requisito fundamental para que el compostaje sea correcto. Si el compost apesta, significa que la fermentación se está llevando a cabo de forma anaeróbica. el compost doméstico puede tener dos problemas: un exceso de humedad que hace que la pila de plantas apesteLa baja humedad que no inicia el proceso de descomposición.

¿Cómo puedo saber si hay poca humedad en nuestro compost doméstico?

Si la humedad es baja, nuestro compost no pierde volumen, y por lo tanto no disminuye. Para solucionar este problema basta con regarlo y en tres semanas podemos ver un cambio significativo en nuestra pila, si cada dos días nos hemos comprometido a voltearlo y humedecerlo, para asegurar una ventilación y una humedad adecuadas.

Viceversa, si nos damos cuenta de que la pila es demasiado húmeda, podemos tomar un palo y pegarlo en el centro para refugiarnos. Luego, con otros palos, creamos agujeros laterales, como túneles que conectan con el agujero creado con el palo central. En resumen, construimos de manera rudimentaria una especie de chimenea que permitirá la correcta circulación del aire. Esto restaurará el nivel correcto de humedad para nuestro futuro compost.

Otra medida para garantizar la correcta fermentación y hacer compostaje doméstico de calidad es cubrirlo con paja cada vez que ponemos nuestra verdura "húmeda".

Una vez que hayamos alcanzado la cantidad de un metro cúbico de compost tendremos un buen material para usar. Siempre recordamos que es bueno dar la vuelta de vez en cuando a nuestra pila, comprobar que huele bien y que no hay moho. Un excelente compostaje tendrá la consistencia de la tierra oscura del bosque y no olores molestos!

La técnica de los tres compositores

Para el compostaje doméstico, el compostador debe colocarse a la sombra y protegido del viento. También podemos poner como base una capa de 40 cm de ramas, con un diámetro máximo de 3 cm, es aconsejable crear una puerta lateral que se pueda abrir, en el caso de un montón de compost cuadrado. De esta manera usted puede tener un acceso fácil.

Una estrategia eficaz y experimentada para hacer compost doméstico es crear tres compositores en serie (A, B, C. El primer año en A I se pondrá material del 1/1 al 31/12. El segundo año empezaré a poner material en B, desde 1 /1 hasta 31/12. Mientras tanto A madurará durante todo un año, y en el tercer año pondré material en C desde 1 /1 hasta 31 /12. Mientras tanto ya puedo utilizar el material de A y así podré escalar, garantizando siempre un compostaje de calidad para mi jardín.

Cuando esta técnica se haya convertido en habitual, nos sorprenderemos al mirar hacia atrás y al ver el precioso material que hemos tirado antes y nos daremos cuenta de que "lo que no falta no falta nada" para los que cultivan en permacultura, esta última afirmación, que se repite como si se tratara de un mantra, tiene un significado muy específico. Al principio no entiendes bien su significado, luego se manifiesta ante tus ojos como si fuera lo más obvio. El significado es simple: tenemos todo lo que necesitamos y no debemos buscar nada más.

Usos del compost

Cuando usamos nuestro compost doméstico en el jardín, primero debemos recordar que hay que tamizarlo. En la agricultura tradicional el compost se utiliza como un verdadero fertilizante para enriquecer el suelo. En la agricultura sinérgica se utiliza como un suelo básico, muy fértil para el semillero.

En otros tipos de técnicas de cultivo, el compost doméstico se añade al suelo original. Por ejemplo, en la creación de muslos, para dar una buena base para la siembra y el trasplante. O se mezcla con estiércol animal. Pero más allá de las escuelas de pensamiento y de las técnicas de cultivo específicas, lo que siempre hay que tener en cuenta es que el compost es un material biológico, sano, rico y gratuito, así que deja de preguntarte: ¿cómo hacer compost? Así que, ahora, todo lo que tienes que hacer es organizar tu compositor! y buen trabajo